Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Orlando Hernández Martín

De Fantasía para tres

Fragmento del inicio de la obra

La escena, un pequeño gabinete, con despacho, biblioteca, televisión, etc. Pero todo mostrando ese descuido de una casa en la que solo habitan hombres. Los muebles, aunque algo deteriorados, tienen empaque y antigüedad. No hace falta más aclaraciones, puesto que el resto se desprende del diálogo de la obra. El decorado y la ambientación han de estar de acuerdo con ella.

ESCENA PRIMERA

AMADOR.— (Levantándose del sillón de su despacho polvoriento se presenta al público como si no quisiera la cosa). Yo soy Amador, el salvador. Y soy también Amador, el amador.

JOHN.— (Dejando una bandeja sobre la mesa, también como el que no sabe la cosa). Yo soy John, aunque a veces no sea yo.

AMADOR.— Yo soy el señor.

JOHN.— (Independiente el uno del otro). Yo soy el criado.

AMADOR.— (Reparando). Enciende la luz, John.

JOHN.— No hay luz, señor.

AMADOR.— (Sentándose). Puedes darle con la manivela.

JOHN.— Me compraré un altavoz.

AMADOR.— ¿No oyes?

JOHN.— Me compraré un altavoz.

AMADOR.— Enciende la luz.  (Por su mesa). Ábreme el cajón.

JOHN.— Sí, señor. Me compraré un altavoz.

AMADOR.— (Sin altanería). Yo soy el señor.

JOHN.— Yo soy el criado.

AMADOR.— (Pasándole la mano). ¿Qué te pasa?

JOHN.— Que me he dado cuenta de que soy el criado.

AMADOR.— Pues no se nota que yo sea el señor.

JOHN.— Me compraré un altavoz.

SUSPIROS.— (Solterona estrafalaria. La acompaña un vejete calvo que también puede ser solterón aunque no hable. Trae una gran maleta roja que deposita en el suelo con una muestra de alivio muy natural. A una señal de la solterona, desaparece con una ceremoniosa reverencia. Durante esta entrada, todo ha de ser por señas. Don AMADOR y JOHN permanecen mudos, sorprendidos. No habla sin suspirar, por eso le llamamos doña SUSPIROS. A medida que va transcurriendo la obra, se olvidará de ello. Don AMADOR la observa en silencio, se dirige a su mesa y se enfrasca en la lectura de un libro con tapas azules. Tras un silencio que nadie parece querer romper, la solterona rompe el fuego). ¿Vive aquí don Amador?

JOHN.— ¿Pregunta acaso por el señor?

SUSPIROS.— ¿Es que no es el mismo que don Amador?

JOHN.— Yo soy el criado.

SUSPIROS.— Pues tiene el encanto de un lord. Si yo hiciera los Lores les pondría su misma cara, excepto las cejas.

Otros textos disponibles

De A la fiera amada y otros poemas

1985
A la fiera amada y otros poemas (1985), Orlando Hernández Martín.

De Poema coral del Atlántico

1974
Poema coral del Atlántico (1974), Orlando Hernández Martín.

De Claridad doliente

1964
Claridad doliente (1964), Orlando Hernández Martín.

De Máscaras y tierra

edit. 1977
Máscaras y tierra (edit. 1977), Orlando Hernández Martín.

De Catalina Park

edit. 1975
Catalina Park (edit. 1975), Orlando Hernández Martín.

De La promesa, fiesta en el pueblo

1996
La promesa, fiesta en el pueblo (1996), Orlando Hernández Martín.

De La verbena de Maspalomas: comedia canaria en dos tiempos

1993
La verbena de Maspalomas: comedia canaria en dos tiempos (representada en 1993), Orlando Hernández Martín.

De El hechizado

1980
El hechizado (representada en 1980, edit. 2017), Alicia Hernández Martín.

De Teo juega al tenis con las galaxias

1974
Teo juega al tenis con las galaxias (estrenada en 1974, edit. 1975), Orlando Hernández Martín.

De Cigüeñas en los balcones

1974
Cigüeñas en los balcones (representada en 1974, edit. 2017), Orlando Hernández Martín.

De Zarandajas

1973
Zarandajas (estrenada en 1973, edit. 1974), Orlando Hernández Martín.

De El encuentro

1972
El encuentro (estrenada en 1972, edit. 1974), Orlando Hernández Martín

De Frente a la luz

1972
Frente a la luz (1972, edit. 2017), Orlando Hernández Martín

De Prometeo y los hippies

1970
Prometeo y los hippies (representada en 1970, edit. 1971), Orlando Hernández Martín

De …Y llovió en Los Arbejales

1968
Y llovió en Los Arbejales (1968), Orlando Hernández Martín

De La ventana

1963
La ventana (1963, edit. 1972).

De Tierra de cuervos

1966
Tierra de cuervos (1966 y 2017)

De El barbero de Temisas

1962
El barbero de Temisas (1962), Orlando Hernández Martín
Compartir